/Bélgica, punto clave para la exportación al  mercado europeo

Bélgica, punto clave para la exportación al  mercado europeo

Cuando se habla de fomentar las actividades exportadoras de productos o servicios de un país siempre es recomendable diversificar los mercados potenciales y en esta ocasión presentamos las grandes ventajas que ofrece Bélgica como centro de almacenamiento, distribución y por supuesto de ventas de productos ¨Made in Mexico¨ de las pequeñas y medianas empresas nacionales en todo el territorio europeo.

Lic. Remigio Barrán M.


La ubicación estratégica de ese país nos permitiría alcanzar posibles consumidores estimados en cerca de 400 millones de personas y a una distancia no mayor de 8 horas dadas la extraordinaria infraestructura carretera y portuaria con que cuenta. Veamos algunos puntos interesantes de Bélgica:

Facilidades portuarias de primer orden de los puertos de Amberes. El cauce y estuarios del Rio Escalda o Scheldt permiten a buques cargueros adentrarse hasta casi 80 kilómetros en el centro de Europa pasando por territorio belga en la región de Flandes.

La ubicación de estratégicos y modernos parques industriales que cuentan con instalaciones multimodales y excelentes facilidades de almacenamiento y transportación de mercancías ubicados en la región de Valonia al sur del país es otra ventaja.

Existe una excelente red de carreteras de altas especificaciones que permiten acceder con facilidad a un mercado muy grande de potenciales consumidores de nuestros productos; en Valonia están las oficinas en Bélgica de la importante red Euro-Carex (tren de carga de altas especificaciones y  velocidad  del norte de Europa, eurocarex,com). 

Por otra parte, la distancia que existe entre la ciudad capital Bruselas y algunas de las principales ciudades europeas son entre otras:

 

Bruselas – Amberes

Bruselas – Lieja

Bruselas – Rotterdam

Bruselas – La Haya

Bruselas – Paris

Bruselas – Frankfort

Bruselas – Berlín

Bruselas – Ginebra

45  kilómetros

97 kilómetros

143 kilómetros

169 kilómetros

314 kilómetros

398 kilómetros

764 kilómetros

793 kilómetros

La gran ventaja es que Bélgica forma parte de la llamada Schengen Area, o sea, la zona geográfica europea que incluye a 26 países en donde se han eliminado los controles fronterizos y -por lo tanto- los habitantes de esas naciones pueden circular libremente sin necesidad de contar más que con una sola visa.

Eso significa que los productos mexicanos tendrían una oportunidad de exhibición muy amplia si sabemos utilizar los servicios de fomento y ayuda a los exportadores que ofrecen organismos como Latinam Welcome Office.

Esta institución se ubicada en Arlon, Valonia, Bélgica, dedicada a facilitar operaciones comerciales con países latinoamericanos; asimismo existe el Organismo de Apoyo Awex  (mexico@awex-wallonia.com), que es la Agencia Valona para la exportación y las inversiones extranjeras que tiene como principal objetivo el de ayudar a empresas de América Latina a iniciar actividades de introducción, comercialización y crecimiento en gran parte  del territorio europeo.

Bélgica en sí es un mercado interesante para colocar productos mexicanos dado su fortaleza económica y comercial pues su ingreso per cápita de sus más de 11 millones de habitantes es superior a los 40,000 dólares anuales, lo que coloca a los belgas como habitantes miembros de los países más poderosos del mundo en capacidad de compra.

En cuanto a las prácticas de Negocios más comunes mencionaremos las siguientes:

Los tres idiomas oficiales en Bélgica son el alemán, francés y neerlandés, aunque para efecto de negociaciones internacionales el inglés es perfectamente aceptado por todos los empresarios aunque aprender a hablar cualquiera de estos idiomas es muy provechoso y causará buena imagen con sus clientes.

En todas las citas de negocios el factor puntualidad es fundamental como sucede en la mayoría de las naciones europeas por lo que planear cuidadosamente tiempos de transportación local y ubicación geográfica es altamente recomendable.

A los belgas les agrada la formalidad propia de los primeros encuentros comerciales por lo que hay que dirigirse a ellos de tal forma y con seguridad y cortesía.

Conforme avanzas las reuniones de trabajo aceptan cierta informalidad social aunque su manera de ser prácticos y concisos los llevan de inmediato a tratar los temas de negocios por lo que debemos estar inmediatamente preparados para presentar datos, cifras, ventajas, beneficios, facilidades, etcétera.

Es recomendable llevar sus tarjetas de presentación redactadas en idioma inglés y en francés o alemán, según sea la región en donde se lleven a cabo las negociaciones.

Un dato adicional: procure evitar hacer comentarios de los dos países con que Bélgica realiza operaciones de comercio exterior (Francia y Holanda) dado que entre otras cosas, los temas políticos son ajenos a los negocios que usted pretende realizar.

Evite -por último- planear sus citas durante los meses de julio y agosto porque la mayoría de los ejecutivos toman sus vacaciones veraniegas.

Reconozcamos entonces que los productos mexicanos cumplen con la calidad y especificaciones que exigen los principales mercados mundiales, que hemos aprendido a exportar con eficiencia y profesionalismo y que existen múltiples alternativas para vender lo bien hecho en México.

Europa es un mercado muy amplio y con una capacidad adquisitiva muy interesante para acercarnos.