/Congreso cooptado

Congreso cooptado

PAN cabildea para ganar mayoría en el pleno.

Víctor M. Toriz


La LXIV Legislatura de Veracruz fue calificada en un inicio y por primera vez como un órgano plural, en donde existiría  representación de seis partidos políticos y ninguno de ellos contaría con mayoría simple o mayoría relativa, situación que fomentaba el debate y no abría la posibilidad para que existieran imposiciones desde el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, esto no impidió que el partido oficial haya cabildeado para sacar adelante las iniciativas propuestas directamente por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, prácticamente desde el 5 de noviembre que tomaron protesta.

El primer paso fue adueñarse de la Mesa Directiva sin ceder espacios a la bancada del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que en su primera participación en comicios locales llegó a dividir el Congreso Local que se había mantenido en manos de dos fuerzas hegemónicas.

María Elisa Manterola Sainz del PAN, Dulce García López, del PRD y Regina Vázquez Saut, entonces del Partido Revolucionario Institucional, fueron elegidas en la Mesa Directiva como presidenta, vicepresidenta y secretaria.

La Junta de Coordinación Política –que es el otro órgano que marca el eje rector de la agenda legislativa y que es integrado por los representantes de bancada- quedó en el primer periodo a cargo del PAN, bajo la representación de Sergio Hernández.

Al no encontrar una fuerza absoluta entre las fracciones parlamentarias, esta sería dividida en las tres principales fuerzas políticas, una al frente de la Jucopo en cada periodo legislativo.

En ese sentido, el artículo 31 de la Ley Orgánica del Congreso del Estado dice que: “Si ningún grupo tuviere la mayoría absoluta de diputados, la presidencia de la Junta será ocupada por toda la legislatura por el coordinador del que cuente con la mayoría relativa, siempre que el número de diputados de ese grupo sea superior a veinte”, como este supuesto no se tenía se acordó que primero sería ocupada por el PAN, después por MORENA y finalmente por el PRD.

Sin embargo, el trabajo de Acción Nacional se concentró en sumar a legisladores de otros partidos políticos para evitar ceder la Jucopo en el plazo que se le había establecido.

El diputado Sebastián Reyes Arellano, de Morena fue el primero en dejar su afiliación para integrarse con el PAN.

Luego los diputados Regina Vázquez Saut y Basilio Picazo, quienes llegaron al Congreso con las siglas del PRI, se pasaron a la bancada del PAN en el Congreso local.

Lo anterior, sumado con el desbalance temporal por procesos como el caso de Eva Cadena -expulsada de Morena, permitió la permanencia absoluta del PAN en la Jucopo. Sin embargo la curul fue ocupada por Águeda Salgado Castro.

Así se conformó el Congreso

Al iniciar funciones la LXIV Legislartura las fuerzas políticas se integraban de la siguiente forma:

El Partido Acción Nacional (PAN) comenzó su ejercicio con 16 legisladores (10 de mayoría relativa y 6 de representación proporcional); se sumaron dos de Morena, uno del PAN y uno de AVE.

El  PRD tendría cinco diputados (tres por la vía del voto y dos plurinominales), uno de ellos, Sergio Rodríguez, terminó dejando su bancada para incorporarase a la fracción mixta –Juntos por Veracruz- como independiente.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se convirtió oposición por primera vez en su historia, sumó con un grupo parlamentario de 14 diputados (ocho de mayoría relativa y 6 plurinominales), de los cuales perdió cuatro.

El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) inició con un total de 13 diputados (8 de mayoría relativa y cinco de representación proporcional), uno de los cuales abandonó sus filas.

El Partido Nueva Alianza logró un diputado por la vía del voto; mientras que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) tendría un escaño que le fue asignado por la vía plurinominal, finalmente estos se integraron en una fracción independiente que se denominó Juntos por Veracruz.

Pese a que se calificó como un congreso plural, en la práctica éste no ha podido serlo al cien por ciento, pues al menos sus órganos directrices han quedado acotados.

TAGS: