/Desvalijaron ayuntamientos

Desvalijaron ayuntamientos

En Coxquihui se llevaron hasta las ventanas. La transición de gobiernos municipales en Veracruz dejó al descubierto los saqueos a los que se enfrentan los ayuntamientos con el cambio de administración.

Laura Morales


A pesar de que la mayoría de los 212 ayuntamientos enfrentan problemas de endeudamientos heredados por la administración saliente, nueve de ellos –entre los que se encuentran los más grandes del estado- han evidenciado el saqueo desmedido de sus antecesores.

En algunos la deuda pública repuntó, en otros los proveedores exigen los pagos correspondientes.

Entre las problemáticas destacan que los ex alcaldes otorgaron contratos sin previa licitación, se robaron el software y la base de datos, no entregaron prestaciones de fin de año, se llevaron computadores, mobiliario y hasta ventanas.

Sin embargo la información contenida es preliminar y generará variaciones en tanto las nuevas administraciones municipales concluyan las auditorías a los gobiernos anteriores.

Veracruz

En Veracruz el ex alcalde Ramón Poo Gil dejó 240 millones de pesos en cuentas por pagar a corto plazo además de problemas con el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento, pendientes por los despidos de trabajadores de lo que era el sistema de agua y saneamiento e inconformidades por la colocación de nuevos parquímetros.

Aunque en su discurso siempre aseguró haber atendido las vialidades, el actual presidente municipal, Fernando Yunes Márquez, acusó haber recibido un municipio en total abandono.

“Este Cabildo recibió una ciudad en situación complicada con finanzas públicas que demandarán austeridad. Recibimos un municipio sin capacidades policiacas y donde miles viven en pobreza y abandono.”

El actual alcalde se comprometió a analizar la probable responsabilidad de ex directores del Sistema de Agua y Saneamiento y en caso de encontrar responsabilidad presentar denuncias penales. Además, dijo, exigirá que el Grupo Metropolitano del Agua cumpla con lo estipulado en el título de concesión.

Coatzacoalcos

En el municipio de Coatzacoalcos la administración de Joaquín Caballero Rosiñol dejó un adeudo de 33 millones de pesos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social por concepto de las cuotas obrero – patronal.

Además no pagó las prestaciones de fin de año de los trabajadores de Limpia Pública, se fueron a huelga y el municipio inició 2018 con contaminación y acumulación de desechos en calles, postes, camellones, árboles y cruceros.

El regidor con la comisión de Limpia Pública, Francisco Zamudio Martínez, también acusó  les entregaron unidades descompuestas que obligó al desarrollo de un programa emergente de recolección de basura.

Colonias como Benito Juárez, Puerto México, Vistamar, Centro, entre otras, estuvieron varios días sin el servicio.

Además, el 27 de diciembre de 2017 el ayuntamiento de Coatzacoalcos recibió por parte de Banobras un recurso de 67 millones de pesos, el cual fue utilizado para el gasto de nómina y aguinaldos, sin embargo las deudas no fueron saldadas.

Alvarado

Bogar Ruiz Rosas, presidente municipal de Alvarado, acusó que debido a los saqueos de la gestión saliente no pudieron iniciar en tiempo y forma el cobro de servicios municipales.

Y es que se llevaron el software de catastro dejando sin información al municipio.

“Nos encontramos en el proceso de entrega- recepción porque así lo modificaron los diputados a beneficio de los malos gobernantes y nosotros tenemos que acatar la ley pero Alvarado fue el municipio más saqueado, más desorganizado, más irresponsable y estamos hablando de números alarmantes por la cantidad de dinero que se llevaron”.

Pidió al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que aplique la ley contra Octavio Ruiz Barroso, alcalde saliente, pues dejó al municipio en números rojos.

El desfalco se estima en 300 millones de pesos, tan solo de inversiones de bienes inmuebles y obras no demostradas son más de 146 millones de pesos más cuentas por pagar de 36 millones de pesos y otros conceptos como servicios no comprobados.

San Andrés Tuxtla

El municipio de San Andrés Tuxtla enfrenta la deuda más grande de su historia con 100 millones de pesos

El alcalde Octavio Pérez Garay acusó que recibieron las arcas en quiebra pues el 66 por ciento de las participaciones federales se encuentran embargadas.

Le deben al Instituto de Pensiones del Estado, a Hacienda Federal el pago del Impuesto Sobre la Renta que se retuvo a los trabajadores pero nunca se enteró; el ayuntamiento contrató un crédito por 70 millones de pesos para pagar otros pasivos y efectuar la compra  de luminarias sin previa licitación.

“Estas luminarias lejos de venir a generar ahorro de energía a San Andrés vino a duplicar el consumo de energía. Fueron luminarias que no se entregaron en su totalidad. En San Andrés el contrato eran 5 mil 400 y solamente llegaron 3 mil 400, cuando señalamos y denunciamos solicitamos un censo a CFE y se detectó que no todas son LED y el ayuntamiento está consumiendo más de lo que se pensaba entonces ajustan la tarifa y se va al doble”.

Por el tema de las luminarias no solamente se hace frente al crédito por 15 años sino que se paga más por energía eléctrica.

Además recibieron un requerimiento de la Comisión Federal de Electricidad por una multa de 650 mil pesos como ajuste de tarifa.

Entre las anomalías detectaron 40 aviadores en la Policía y Protección Civil, pues la pasada gestión despedía personal pero no los daba de baja en la nómina.

Naranjos y Medellín

El diputado y presidente de la Comisión de Hacienda Municipal, Rodrigo García Escalante, dijo que en varios municipios hay irregularidades y ya se cuentan con documentos para proceder.

Tan solo en Naranjos del 16 al 31 de diciembre el exalcalde contrató 3 obras por 4.5 millones, pagó el 50 por ciento, pero a la fecha no hay acciones efectuadas.

“Tenemos el registro de la deuda, ya nos llegó, lo estamos viendo y vamos a trabajar de la mano. Se ha venido trabajando el tema de que muchos municipios traen desfalcos y vamos a revisarlo de la mano de la Comisión de Vigilancia. Seremos muy certeros, nos vamos a apegar al derecho y la ley para que las cosas se hagan, los veracruzanos ya estamos cansados de esto”.

En el caso de Medellín expresó que dejaron firmados cheques sin fondos generando obvias molestia entre los proveedores.

“Además se retuvo todo el año pasado 5 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta, que no se pagó, por lo que el Sistema de Administración Tributaria está tomando medidas cautelares en este tema, se va revisar a fondo y se va actuar si incurrieron en algún delito”.

En total la administración anterior de Medellín de Bravo dejó una deuda superior a 12 millones de pesos, pues no pagó los últimos servicios de energía eléctrica, telefonía, entre otros, señaló el presidente municipal Hipólito Deschamps Espino Barros.

Tan solo a la Comisión Federal de Electricidad le deben 250 mil pesos de noviembre y 600 mil pesos de diciembre.

Asimismo se debe a Teléfonos de México 18 mil pesos pero se suman pasivos con proveedores de bienes y servicios.

Se tienen pendientes con la Comisión Nacional del Agua a quien se le adeudan 3 millones de pesos, en el tema del basurero se tienen pendientes por  4 millones de pesos, además tampoco se cumplió con el Impuesto Sobre la Renta que asciende a 4 millones de pesos.

“El resto son proveedores para ver quiénes son y saber si se les paga o no, el adeudo es un millón y medio que está firmado en cheques, unos cheques los tenemos nosotros y otros no aparecen. A proveedores se adeuda cerca de 450 mil pesos pero no sabemos ni quiénes son. También hay un adeudo del Grupo MAS que es el tema de los derechos de pago de agua que son aproximadamente 3 millones de pesos que deberían de haber estado pagando, nos los descuentan de las participaciones de manera directa”.

Al recibir se percataron que las cuentas del municipio solo cuentan con 30 mil pesos y cabe mencionar que el presupuesto es de 130 millones de pesos anuales.

Ante ello la Comisión de Vigilancia del Congreso local revisará a fondo los desvíos cometidos durante la anterior administración y en caso de comprobarse anomalías se interpondrán las denuncias correspondientes.

Coxquihui

El 30 de diciembre de 2017, un día antes de la toma de protesta presuntamente trabajadores del Ayuntamiento de Coxquihui saquearon todo lo que pudieron del palacio municipal.

Las nuevas autoridades llegaron a las oficinas sin mobiliario, computadoras, archivos e incluso software.

El saqueo llegó a tal extremo que no había ventanas ni baños funcionales.

Además el presidente municipal entrante Lauro Becerra García tuvo que apresurar a los trabajadores de Limpia Pública para retirar basura y despejar la carretera.

Paso de Ovejas

El presidente municipal de Paso de Ovejas, Abel Ramírez Coria, informó haber recibido una administración con adeudos en el servicio de energía eléctrica, deudas con proveedores y obras mal realizadas.

En general no hay dinero para el arranque de la administración, pues prestadores de bienes y servicios exigen los pagos correspondientes.

“Recibimos la administración sin ningún peso, con varias deudas, entre ellas está la energía eléctrica. Varias deudas que las daremos a conocer en el dictamen que se está ya elaborando. Hay varios proveedores que se han acercado que hay varias deudas como refaccionarias y empresas prestadoras de servicios”.

El municipio de Paso de Ovejas tuvo daño patrimonial en la cuenta pública 2016 y tiene antecedentes de afectaciones a las finanzas previos al periodo.

Aunado a ello existe rezago social, con comunidades sin acceso a servicios básicos como agua y luz.

Cosamaloapan

La exalcaldesa  de Cosamaloapan, Adriana Maass Michel, dejó una deuda superior a 57 millones de pesos por atención de luminarias.

El presidente municipal entrante, Raúl Hermida Salto, dijo que sin licitación asignaron a una sola empresa el contrato afectando el presupuesto 2018.

“En Cosamaloapan estamos viviendo una situación de un contrato de luminarias, son 54 millones de pesos a 10 años y va llegar a 110 millones de pesos, afectando muy fuerte a las participaciones federales”.

Recordó que Cosamaloapan fue el municipio con mayor cantidad de observaciones por daño patrimonial en la cuenta pública 2016 y seguramente en el análisis de la cuenta pública 2017 habrá resultados similares.

TAGS: