/El Ojital, productos innovadores con vainilla

El Ojital, productos innovadores con vainilla

Desde hace más de 5 años, Claudia Méndez ha llevado el aroma de Papantla por todo el estado. Desde la comunidad El Ojital, municipio de Papantla, Claudia Méndez junto con otras mujeres indígenas se dedica a la producción de la vainilla, sacando de este fruto una diversidad de productos comestibles para  obtener resultados excelentes en alimentos y otros productos como aromatizantes.

Viridiana Mijangos


 

La vainilla proviene de Papantla y sus alrededores, ahí es donde Claudia junto con sus demás compañeras la cultivan y la siembran; “Nosotros la cultivamos, cuidamos todo su proceso, para que se pueda realizar al 100 artesanías, aromatizantes, perfumes y, por supuesto, su extracto para los alimentos”, comenta.

Para ellas, la vainilla no solo representa el sabor de Veracruz en los alimentos, sino la imaginación de crear artesanías, bisutería, aromatizantes extraídas de aquellas vainas aromatizadas.

“Desde Papantla traemos el clásico extracto de vainilla, también hacemos perfumes, aretes de vainilla, tubos encapsulados para aromatizar, contamos con rosarios, collares y pulseras hechas directamente con vainas de vainilla, esto cumple con dos funciones, lo ocupas para ponértelo y al mismo tiempo aromatiza el espacio”, narra la señora Claudia Méndez.

Proceso

Para poder lograr un extracto de vainilla puro, después de cosecharla, las pobladoras de Papantla la secan y la curan durante seis meses.

“Cuando pasa el tiempo, los granos de vainilla se oscurecen y se arrugan. Luego los secamos minuciosamente y pasan al proceso de fabricación del extracto”, comenta Claudia.

El siguiente proceso es la extracción, después dichos granos son cortados y cubiertos con una solución de alcohol y agua.

Luego, la mezcla se agita y se calienta lentamente por varios días o semanas si es necesario para extraer la mayor cantidad de sabor de los granos de vainilla en el líquido.

Para la bisutería, el proceso es similar al del extracto, sin embargo, la forma en tratar la vaina se tiene que hacer con más cuidado, debido a la fragilidad del mismo. La bisutería tiene un promedio de utilidad de 6 meses.

“Nosotras tratamos de hacer modelos bonitos y anexarle madera, para que sean más resistentes y lo que pintamos es la madera para que no se le valla el aroma a la vainilla” afirma la creadora de la vainilla el Ojital.

Para realizar el perfume de vainilla, se tiene que sacar todo el extracto para posteriormente ponerle el fijador.

“El perfume viene de la esencia la grasa de la vainilla, el aceite, y le ponemos otros ingredientes mas para que pueda fijar el aroma por más tiempo”, comenta.

Claudia y las vecinas de su comunidad día a día se han ido capacitando para lograr ofrecer productos de calidad y distribuirlas a lo largo de la república, hoy en día intentan ampliar sus productos y ofrecer shampoo, crema y jabones.

Claudia junto con sus demás compañeras ha logrado comercializar su producto en Puebla, dónde aseguran han conseguido la aceptación del público por los precios y la calidad que ofrecen, pero sobre todo, por lo natural de su proceso y el aroma único que caracteriza a Papantla.