/Enfermedades gastrointestinales aumentan en verano

Enfermedades gastrointestinales aumentan en verano

De junio a septiembre, jóvenes y adultos que trabajan, están más expuestos a contraer  diarrea, tifoidea y salmonelosis  debido a que, por las prisas, consumen alimentos en la calle.

Viridiana Mijangos


De junio a  septiembre la temporada de calor aumenta y en ese periodo, es muy frecuente que los alimentos se descompongan si no están en la temperatura requerida. Y es que en los alimentos descompuestos habitan bacterias y virus que al ser ingeridos causan diversos problemas como tifoidea y salmonelosis, entre otros, así lo indica la doctora Elvira Uscanga, gastroenteróloga.

“En esta temporada, los alimentos echados a perder contienen algunos virus, hay también bacterias  o parásitos como la salmonella, E. coli y las amibas, estos al entrar a nuestro organismo provocan la descomposición masiva de lo ingerido causando fiebre, diarrea y vómito, aunque cuando el virus que atacó nuestro organismo es más fuerte, podría haber problemas más serios”, comenta la doctora Uscanga.

Todos estamos expuestos a contraer este tipo de enfermedades, en especial los jóvenes y adultos que trabajan, pues son las personas que más acostumbran a consumir productos de la calle por prisa.

Los organismos, entran de forma directa al cuerpo, por medio de los alimentos o agua contaminada los cuales pueden verse alterados de dos formas: una descomposición natural por las altas temperaturas o porque al manipularlas no se hacen de una forma higiénica.

“Cualquier alimento o bebidas pueden ser contaminados porque les dio mucho el sol o por la falta de higiene en su preparación, la falta de lavado de manos, refrigeración incorrecta, entre otros” menciona la gastroenteróloga.

Atención con los mariscos

El nutriólogo Jose Luis Almaza comenta que de los alimentos que más rápido pueden echarse a perder son los productos provenientes del mar, como los mariscos, interviniendo las bacterias y parásitos en los procesos físicos y químicos de transformación de las sustancias que lo componen, modificando su olor, sabor, consistencia o textura.

“Los microorganismos y las enzimas necesitan cierto grado de temperatura para alterar los alimentos. Los mariscos son uno de los primeros alimentos en descomponerse, pero lo que la gente no sabe es que también las frutas y verduras pueden almacenar estas bacterias y sin darnos cuenta podemos ingerirlas, incluso el agua también se contamina”, comenta el nutriólogo.

Las enfermedades más comunes a causa de estas bacterias son la gastroenteritis aguda, conocida también como inflamación intestinal y las intoxicaciones; así como hepatitis C, salmonelosis, tifoidea, amibas, gastritis, cálculos biliares, úlceras, entre otras.

Para combatirlas se necesita un tratamiento médico y evitar la deshidratación, pues una vez que el cuerpo esté hidratado es menos probable recaer.

Recomendaciones

En esta temporada de calor, las recomendaciones para evitar contraer alguna enfermedad intestinal son:

*Consumir productos elaborados en casa y con alto grado de higiene.
*Evitar comer en la calle.
*Evitar consumir productos que estén expuestos al sol por mucho tiempo.
*Tomar suficientes líquidos.
*Consumir productos bien cocidos o fritos.
*Evitar dejar alimentos sin refrigerar.
*Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.

En caso de sentir algún malestar estomacal, acudir al médico de inmediato para evitar que el virus ataque con fuerza y aminorar la situación.

TAGS: