/Las Prioridades de Yunes Linares

Las Prioridades de Yunes Linares

Análisis del Gasto Público del 2017.

Jair Robles


Cada gobierno se diferencia de los demás en base a diferentes factores, como puede ser la personalidad del gobernante, su relación con los demás actores políticos, las estrategias de comunicación, el plan de gobierno y las iniciativas de ley que se promueven, etcétera.

Sin embargo, la herramienta más importante con la que cuentan para llevar a cabo sus proyectos y el cumplimiento de sus promesas de campaña es sin lugar a dudas el Gasto Público.

La manera en que cada gobernante decide utilizar los recursos financieros del estado, es el que determina el resultado final de su gestión.

En México lamentablemente la falta de transparencia y la corrupción con la que se manejan estos recursos nos ha llevado a un punto donde cada vez es menos claro en qué se gasta realmente el dinero y qué beneficios genera.

El gasto en educación es muy grande pero la calidad de la educación y la infraestructura educativa es deprimente, lo mismo se puede decir en cuanto a la salud y en el caso de los programas sociales; ya para nadie es un secreto que estos se han vuelto el nuevo vehículo para ganar elecciones, mientras que los niveles de pobreza en el país no mejoran.

Lo mismo está sucediendo ahora con el gasto dedicado a la seguridad pública, cada vez son más grandes los montos aplicados a ésta área y la violencia no baja, sino por el contrario crece.

A pesar de estos factores, el Presupuesto de Egresos y los informes de cómo se ha gastado ese recurso son una de las mejores herramientas para conocer las prioridades de nuestros gobernantes. Porque una cosa es decir qué se quiere hacer y otra meterle el dinero aunque éste no sea propio.

Gran parte del presupuesto que ejercen los gobiernos estatales ya viene etiquetado por la Federación para programas específicos, por lo que es muy limitado el monto de recursos con el que cuentan los gobernadores para reorientar el gasto público de acuerdo a sus propios criterios y prioridades.

Por lo mismo, las variaciones de cien o mil millones que en un presupuesto de más de cien mil millones no parecen tan significantes, sí lo son cuando se toma en cuenta que en realidad el monto de gasto discrecional o no etiquetado es mucho menor.

Cuáles fueron las prioridades de Miguel Angel Yunes en el 2017

 Las cifras aquí presentadas son las que se encuentran en el Tercer Informe Trimestral del Gasto Público, que comprende del 1 de Enero al 30 d Septiembre del 2017. Es posible que las cifras al cierre del año puedan tener una variación que dependerán del monto final que la Federación aporte al Estado y de la recaudación propia.

Las estimaciones de la Secretaría de Finanzas indicaban que en el año 2017 el estado de Veracruz ejercería un total de $101,988,714,762 millones de pesos, que son 3 mil millones más que el 2016, último año de la administración a cargo de Javier Duarte.

Ahora, si la nueva administración contó con un presupuesto mayor, lo importante es conocer en dónde decidió enfocar ese gasto, que áreas de gobierno fueron prioritarias y cuáles no.

De Acuerdo a la Clasificación Administrativa que engloba el gasto total del Poder Ejecutivo en 17 categorías que de alguna manera corresponden con las diferentes Secretarias y organismos propios de la Administración Pública Central en el Estado.

Las áreas favorecidas por la administración encabezada por Miguel Angel Yunes Linares, son las áreas enfocadas a la Educación, Desarrollo Social, Turismo y Cultura, destacan por el monto ampliado: Finanzas y Planeación que se le otorgan más de tres mil millones de pesos, y el rubro de Infraestructura y Obras Públicas que pasó de $468,800,000 millones a $1,372,652,688 millones. Lo que es un incremento superior al 300 por ciento. A la Oficina del Gobernador se le otorgó una ampliación presupuestal de más el 50 por ciento (P.126).

Los rubros que resultaron afectados con reducciones de acuerdo a esta clasificación administrativa son: Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, Desarrollo Económico y Portuario, Gobierno, Comunicación Social, Contraloría, la Ofician del Programa de Gobierno, Trabajo y Previsión Social, Protección Civil, Medio Ambiente. De todas estas áreas las que dejaron de recibir la mayor cantidad de recursos, son Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca con una reducción mayor al 60% de su presupuesto original y Medio Ambiente, que también se redujo su presupuesto en un 40%.

Seguridad Pública

Mención especial merece el análisis del gasto en Seguridad Pública. El entonces candidato Miguel Angel Yunes Linares, basó una buena parte de su campaña al presentarse como una persona con gran experiencia en los temas de seguridad pública ya que parte de su carrera política la ha desarrollado en puestos relacionados con este tema y antes de volverse candidato era el presidente de la Comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados.

En base a esto y que una de las principales demandas de los veracruzanos es que se acabe con el problema de la inseguridad, Yunes Linares (de manera ingenua, diría su hijo Miguel Angel), prometió que en cuestión de seis meses, se notaría la disminución en los índices delictivos en el estado.

Para ello se depurarían los cuerpos policiacos en el estado, se pediría el apoyo de los cuerpos de seguridad de a Federación y se invertiría en tecnología como drones y cámaras de vigilancia.

En este tercer informe de gastos el rubro de Seguridad Pública, reporta una disminución de más de ciento veinticuatro millones de pesos y para finales de septiembre reportaba un subejercicio de casi 40% del presupuesto.

La primera comparación que hay que hacer es cuánto se presupuesto gastar en este rubro en el 2017, comparado con el último año de la administración anterior. El Cuarto Informe del Gasto Público del 2016 nos indica que en Seguridad Pública el gobierno de Duarte programó un gasto de 4,402 millones de pesos y al final del año registraba un subejercicio de 287 millones.

La Administración de Yunes Linares había presupuestado inicialmente un gasto de 4,172 millones, luego se le hizo una reducción de 124 millones y hasta el 30 de septiembre registraba un subejercicio de 1,567 millones. Es decir que el gobierno de Duarte con un presupuesto menor al de Yunes por 3 mil millones programó un gasto en Seguridad Pública 10% mayor.

De acuerdo a la Clasificación Funcional (Finalidad y Función) que agrupa todo el gasto del Ejecutivo en tres grandes rubros, Gobierno, Desarrollo Social y Desarrollo Económico y Otras, que incluyen las transacciones relacionadas con la deuda pública y las transferencias, participaciones y aportaciones entre diferentes niveles de gobierno (p. 139); en el rubro de Gobierno, los Asuntos de Orden Público y de Seguridad Interior,  son los que sufrieron el mayor recorte presupuestal, con una disminución cercana a los 132 millones.

De todas las diferentes clasificaciones presentadas en los reportes del gasto público, la clasificación programática es la que hace un desglose más detallado. Aquí podemos ver  diferentes conceptos relacionados con la seguridad pública y la prevención de delito, que al final nos dan un saldo de una reducción final de más de sesenta millones. Monto pequeño, si se toma en cuenta el total de gasto en este rubro, pero resulta difícil de comprender porque se reduce el gasto en estos rubros, mientras que la misma cantidad de dinero se agregó al gasto de la Oficina del C. Gobernador.

Entre más obra más sobra

Aparte de los beneficios electorales en cuestión de imagen que conlleva la realización de grandes obras de infraestructura, porque permiten el lucimiento de los funcionarios al inaugurarlas y ponerles nombres que le recuerden a la población quién fue el benefactor, para nadie es un secreto que esta es también una de las formas más recurridas para desviar recursos y pagar deudas con grupos empresariales afines.

Resulta sorprendente que de todos los rubros considerados en el presupuesto estatal el área de Infraestructura y Obra Pública es la que recibe el mayor incremento porcentual, la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) encabezada por Julen Rementería, -que dentro de poco dejará el cargo para ser candidato a senador-, obtuvo una ampliación presupuestal de casi 300% al pasar de 468 a 1,372  millones.

La mayoría de los recursos asignados a esta área serán destinados a Infraestructura Carretera 1,158 millones e Infraestructura Urbana y Obras Públicas con 423 millones. Al 30 de Septiembre que concluye el corte del tercer informe, la SIOP reportaba un subejercicio de 1,600 millones de pesos.

¿Y la corrupción?

Otro de los grandes temas enarbolados por Yunes Linares durante su campaña fue el combate a la corrupción, sin embargo dentro del presupuesto de su primer año de gobierno no se percibe un interés por reforzar ésta área, por el contrario.

Dentro del Presupuesto Público Estatal correspondiente al Ejecutivo hay tres conceptos que se podría decir están enfocados a combatir la corrupción, uno es el Fomento de la Rendición de Cuentas de los Servidores Públicos, que en el 2017 sufre un recorte superior al 10%, otro es el de Control y Seguimiento al Gasto Público que fue recortado en un 25% y el tercero es de Auditoría y Fiscalización con una reducción cercana al 5%.