/Precio de las gasolinas, entre el ajuste y la especulación

Precio de las gasolinas, entre el ajuste y la especulación

La liberación del precio de los combustibles prevista en la Reforma Energética aprobada en México en 2013 podría generar efectos negativos, contrarios a los previstos por el gobierno mexicano para su implementación, por lo menos a corto plazo.

Laura Morales


CI Banco ha detallado a Expansión que la liberación de los precios de la gasolina podría tener un impacto negativo en la inflación –de hasta un punto porcentual- y con ello una caída en la capacidad de gasto de los mexicanos.

Sin embargo la entidad financiera también prevé una mayor eficiencia en el mercado de los combustibles y la generación de competencia entre proveedores.

Jose Manuel Orozco Plascencia investigador de la Facultad de Economía de la Universidad de Colima señala que la liberación de los precios en las gasolinas se ha difundido poco por el gobierno mexicano.

El economista advierte de los efectos tanto positivos como negativos en el sector, entre los que se destaca un incremento en el precio del combustible para el consumo local.

“La liberación de precios ha sido una decisión de gobierno poco difundida. Ante nuevos incrementos en el precio del combustible, se advierte la presencia de un aumento en variables macroeconómicas de referencia; de la llegada de más empresas privadas extranjeras para la venta de gasolina; así como de un riesgo latente por los movimientos permanentes del precio internacional del petróleo, por ejemplo, actualmente se encuentra en 69.77 dólares por barril, en 2008 alcanzó un máximo histórico de 145.8, pero a fínales de 2015 estuvo en 36.2.

“Ese es el aspecto más preocupante, la inestabilidad en el mediano y largo plazo, debido a la incertidumbre en EUA y a los conflictos en Medio Oriente y en Venezuela, naciones altamente productoras de petróleo. Una baja en el precio internacional provocaría un aumento directo en el valor de la gasolina para consumo local (sic)”, detalló en su artículo especializado.

Llegada de franquicias

El último informe de Petróleos Mexicanos detalla que de las 11 mil 697 estaciones de servicio que hay en el país 23 por ciento ya no tienen la franquicia de Pemex. En su lugar llegaron empresas como Petro 7, BP, Chevron , Ecogasolineras, Gulf, Hidrosina, OxxoGas, Costco, Gulf, entre otras.

Además de la llegada de franquicias extranjeras, con la liberación del precio de los combustibles no se descarta mayor fluctuación en los precios pues el gobierno dejó de establecer el precio máximo y ahora corresponde a las estaciones de servicio fijar los rangos.

Gilberto Bravo Torra, presidente de la Unión de Gasolineros de Veracruz, admite que se preparan para la adquisición del producto con empresas ajenas a Petróleos Mexicanos aunque dependerá de los precios que esta última mantenga.

“Estamos viendo el poder importar combustible. Estamos pensando que Pemex nos va a dar el mejor precio pero estamos en trato y pláticas con otras compañías extranjeras para poder traer combustible extranjero y ver qué es lo mejor para el público consumidor y es ahí donde Pemex entrará a una competencia real. Tenemos vistas varias empresas pero hay convenios de confidencialidad.”

En Veracruz son 750 estaciones de servicio  y a partir de este año los precios se ajustan de manera diaria pues México ingresó a precios de mercados internacionales, es decir, ya no hay precio máximo o  mínimo, sino que queda liberado.

Con ello los nuevos precios estarían condicionados a la oferta y demanda y serán distintos entre una gasolinera y otra.

“Significa que estamos a precios internacionales y que todos los días vamos a tener los precios de referencia internacional y de acuerdo a como se muevan esos precios se definirá el de México y el de Estados Unidos”, explica el presidente de la Ogave.

Se prevé que las estaciones de servicio ofrezcan productos con aditivos de diferente calidad para hacerlos más atractivos al público.

Y aunque existe especulación en llegar a 20 pesos por litro de gasolina en el primer trimestre de 2018 Bravo Torra aclaró que el ajuste sería en centavos y no sólo a la alza.

“Que no se nos olvide que tenemos muchos subsidios por parte del gobierno para que los precios no se eleven. No tenemos estimado si va a desaparecer pero habrá variantes todos los días, puede haber un día de 5 centavos para arriba o como puede haber un día de 10 centavos a la baja. Siempre pensamos a la alza y debemos pensar también que puede ser hacia la baja”, detalla el empresario gasolinero.

En los últimos años se canalizó el 3 por ciento del Producto Interno Bruto al sector energético pero ante la falta de políticas públicas adecuadas la producción de crudo se deterioró aumentando la dependencia a la importación de gasolina.

Con la apertura del precio de las gasolinas el gobierno se debe ver obligado a combatir la ordeña de ductos y la venta ilegal de combustibles, exige el empresario.

“Todo lo que sea fuera de la legalidad nos afecta a todos como cualquier tipo de comercio y nos baja bastante la venta”, señala.

Se menciona que habrá un impacto inflacionario que no solo afectará a los propietarios de automóviles sino a la totalidad de la cadena de suministro.

Afectaciones al consumidor

La Comisión Reguladora de Energía ha detallado que unas nueve de cada 10 estaciones de servicio venderán gasolina a precio liberado (es decir, determinado por la oferta – demanda), y no establecido con máximo y mínimo por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como se realizó hasta el 31 de diciembre (paulatinamente).

El investigador de la Facultad de Economía de la Universidad de Colima, Jose Manuel Orozco Plascencia, explica que la flexibilización de los precios de los combustibles en México estará determinada por los costos de referencia de las gasolinas de Texas, Estados Unidos de América (EUA) por ser el mercado más líquido, profundo, de refinados en el mundo, el cual podrá moverse constantemente durante el día de acuerdo con las cotizaciones del petróleo en el mercado internacional.

El diputado federal Gonzalo Guízar Valladares advierte que la economía de los ciudadanos se verá afectada con el libre precio de los combustibles, pues al no conocerse el precio máximo generará especulación y con ello un aumento en cascada de bienes y servicios.

“Esperemos que a la sociedad le vaya bien este año, creo que la economía en este país le ha fallado a los mexicanos. Esperemos que no sea tan gravoso para los mexicanos, estamos a favor de la sociedad en esos temas porque no es justo. Siempre que incrementan los combustibles el bolsillo de la ciudadanía está en peligro y eso genera hartazgo”, señala.

Guízar Valladares menciona que una economía fortalecida es la que tiene menos deuda, más mercado interno y equilibrio.

En México no existe correcta distribución de la riqueza por el contrario las mayorías quedaron marginadas y posiblemente sean más pobres.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Veracruz, Juan José Sierra Álvarez, considera que debe efectuarse una revisión a la política fiscal para que México no pierda competitividad.

El empresario hace énfasis en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios e incentivos en materia hacendaria.

“Es importante la revisión de la liberación del precio sobre todo del IEPS, es una carga y falta de competitividad. Importamos el 60 por ciento de las gasolinas entonces creo que es importante una política de refinación en nuestro país y de competitividad que va paralela al IEPS en las gasolinas”, explica.

Insiste en que debe disminuirse la dependencia pero sobre todo elevarse la competitividad a través de una revisión minuciosa en materia fiscal.

Una parte esencial será la sensibilidad política pues a corto plazo podría darse un efecto inflacionario que merme el poder adquisitivo y calidad de vida de los mexicanos.

“Este es un tema que debe revisarse porque no permite competitividad y crea dependencia de importación de gasolina en este momento de Estados Unidos como está sucediendo. En la medida de la oferta y demanda, que va a regir, deberá haber sensibilidad en la política para estar en condiciones de ser competitivos, yo creo que aquí hay que estar muy al pendiente en la ley de la oferta y la demanda.”

Afectación al transporte

Durante el primer semestre de 2018 podría haber mayor especulación por las elecciones presidenciales, sin embargo, es un hecho que comenzarán a llegar compañías extranjeras luego de la liberación de los energéticos.

Uno de los sectores que resentirá primeramente el alza a la gasolina es el transporte. Rafael Ortiz Pacheco, presidente de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas no descarta que puedan efectuar un ajuste a los fletes.

“Con este gasolinazo no creo que vayamos a quedarnos quietos. Nosotros no vamos a soportar el aumento al combustible, el transporte mexicano no tiene tarifas. Con esto nos están obligando a que cada transportista meta dos remolques para poder sobrevivir pero nos vamos a acabar los camiones. Esta es la sorpresa que nos reserva cada año el gobierno, ahorita escuchamos puras promesas por las precampañas pero ya no creemos en nada”, responde.

Sin embargo hay representantes transportistas que afirman que en lo que respecta al servicio de taxi no habrá ajuste a la tarifa durante el primer trimestre del año.

El presidente de Radio Taxi GL, Guillermo Larios Barrios, informa que existe una fuerte contracción económica que impide subir precios al usuario por lo seguirán sacrificando utilidades.

“Nosotros no pensamos incrementar en el primer trimestre del año, sabemos de que el alza a los combustibles va afectar pero vamos a intentar aguantar por lo menos en el primer trimestre, la razón es muy sencillo no hay un incremento importante en los salarios, la economía está muy contraída y hay demasiados taxis  y no nos queremos quedar sin clientes, entonces queremos mantener la cartera de clientes, manteniendo también el precio”, indica.

Mientras tanto, el diputado federal Julio Saldaña Morán acusó que la reforma energética fue hecha a beneficio de unos cuantos, mientras tanto, los mexicanos seguirán padeciendo las malas políticas públicas.

Ante la escasa difusión que el gobierno ha otorgado a la liberación en los precios de las gasolinas y el panorama de expectativa generado entre los diversos sectores de la economía, los economistas fraccionan sus opiniones entre la ampliación de competencia en el sector energético y una posible inflación que generará afectaciones a la ciudadanía en general.