/Tabaco veracruzano domina mercado chino

Tabaco veracruzano domina mercado chino

La producción de tabaco en la zona de Los Tuxtlas ha incrementado en los últimos años por la apertura de nuevas rutas comerciales como China, quienes en el 2015 permitieron la entrada de este producto al país, por lo que su exportación al año rebasa las 300 toneladas.

Alejandra Ferman Lucho


San Andrés Tuxtla, por la calidad en su producción, envía tabaco en dos fases: en rama, distribuido a quienes representan su principal competencia: Nicaragua, Honduras y República Dominicana. En forma de puro el producto es trasladado a Estados Unidos, Europa y Asia en países como Tailandia, Hong Kong y Taiwán.

A pesar de que el consumo nacional es alto el 80 por ciento de la producción total de tabaco se va al extranjero, quedando solo el 20 por ciento en México. En estados como Nayarit y Chiapas la producción es destinada a cigarrillos, por lo que todo el tabaco que se exporta a nivel nacional es de San Andrés Tuxtla.

Exportación

En febrero de 2016 la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación lanzó por primera vez la convocatoria que permitiría la entrada de tabaco a China, a través de “Lineamientos para la exportación de hojas de tabaco de México a China”, motivo para formar una asociación tabacalera en la zona en busca del nuevo mercado.

Brasil, al igual que México, se interesó por la apertura comercial, por lo que, hasta el momento, son los únicos países autorizados para la exportación de hojas de tabaco.

De lo anterior, es importante señalar que de los 120 países que cultiva comercialmente el tabaco, y pese a que China es también productor, fueron solamente dos países latinoamericanos a los que el gobierno de China les solicitó su producto para posteriormente distribuirlo a empresarios dentro de su país.

El valor de las exportaciones totales de tabaco ha registrado un balance positivo para el comercio exterior desde 1993, puesto que en su variedad de rama y procesado pasó de 29.9 millones de dólares en 1990 a 62.5 millones de dólares en el 2016.

En cuanto a las campañas que alertan sobre el consumo de este producto en el extranjero, el gerente de relaciones exteriores de Puros Santa Clara, Óscar Paredes Ramírez, señala que en su momento tuvieron una drástica baja en ventas sin embargo eso se ha solucionado y actualmente presentan una sobredemanda.

Los países que mayor tasa de decrecimiento presentaron con estas campañas contra el consumo del tabaco fueron China, India, Brasil y Estados Unidos, con 5.7 por ciento menos en su exportación total.

Oferta – demanda

En México, el consumo de puros es reducido, por lo que se considera como mercado cautivo al ser un producto que la sociedad enmarcó de calidad e influye mucho las temporadas en la que se comercialice, por ejemplo, las ventas incrementan de octubre a enero por las bajas temperaturas del país.

Sin embargo el consumo en la Ciudad de México se mantiene todo el año, situación que se iguala a nivel internacional con el consumo de Estados Unidos.

La existencia de los puros terminaría cuando la industria remplace al capital humano por máquinas, esto -según los expertos- porque a un puro no hecho a mano no se le puede llamar puro.

No obstante, lo que detona y mantiene la existencia de estas empresas dedicadas a la fabricación y venta de puros es la exportación, haciéndose necesario los canales de distribución a nivel internacional.

La exportación mexicana se ve afectada por Cuba, cuya demanda en el continente asiático es muy alta.

Los grandes productores de la región de Los Tuxtlas han intentado por años conquistar el comercio de los grandes almacenes departamentales ubicados en el país, sin embargo, empresas como Sanborn’s prefieren vender productos provenientes de Cuba, desplazando el producto nacional pese a que son de mejor calidad.

Aún con la preferencia en proveedores, los empresarios en pequeñas proporciones han ido introduciendo las diferentes variedades del puro, tal como lo es capa flor, la casta, madrigal picador, madrigal matador, entre otros.

Óscar Paredes, de Puros Santa Clara, señala que el mismo producto que se exporta es el que se comercializa en el país, no hacen diferencias en cuanto a calidad como lo hacen productores para pasar los índices de calidad.

La Secretaría de Economía enumera las características que debe cumplir un puro de calidad y digno de exportación, datos para cualquier empresario que quiera incursionar en esta industria de más redituable.

Para definir la calidad del puro este debe ser elaborado a mano, con una hoja entera, homogénea y pareja, sin revolturas y exento de venas, bien enrollado; que no pique ni que sea amargo al saber o al oler, entre más oscura sea la hoja su sabor siempre será más fuerte.

Historia

El consumo de tabaco en México inició en las zonas territoriales de la cultura maya. Chiapas, Veracruz y Nayarit son tres estados productores en el país, sin embargo, hoy San Andrés Tuxtla ha logrado posicionarse alrededor del mundo por su gran calidad de tabaco.

Su valle tiene años de tradición en la siembra, cultivo, secado y fabricación de puros a mano.

En la región de los Tuxtlas más de mil familias dependen de esta industria, comenta Óscar Paredes, gerente de relaciones exteriores; desde la producción en el campo, hasta los que empaquetan y los encargados de exportar.

La revista Forbes en enero de 2017, publicó el artículo “Los puros mexicanos que tienes que probar” donde recomendó a tres empresas pureras mexicanas, las cuales se ubican en San Andrés Tuxtla: Puros Te amo, de la familia Turrent; Puros Santa Clara, de la familia Ortiz y La Joya de San Andrés.

La tradición de fumar cigarros fue utilizada por los Mayas, quienes introdujeron este hábito a los norteamericanos al hacerles creer que el producto poseía propiedades medicinales.

En la región de Los Tuxtlas, ubicada en la cuenca del Gofo del estado de Veracruz, México, se encuentra el cigarro más fino de tabaco y el centro del negocio de exportación de México. Su ubicación y la fertilidad de su suelo, alimenta de potasio alto a las hojas de tabaco.

Proceso de producción

El proceso de almacenamiento y añejamiento es lo que mide la calidad del puro. La fermentación recomendada es de 1 a 3 años, aunque si es más, mejor será la calidad del producto.

Las hojas de tabaco deben contar la humedad que dan los climas cercanos a la costa, por lo que la región de los Tuxtlas es ideal para el cultivo.

Las bodegas donde se almacenan las hojas para su secado deben tener techos altos y ventanales para su ventilación, y baño de sol para posteriormente fermentarlos dentro de las barricas de madera forrada de yute que conservan su aroma y garantizan un puro de calidad.

Lo que sucede cuando dicho producto se almacena en lugares con climas inadecuados, según los expertos, es que pierde calidad. Esto también depende del tiempo como stock, por eso recomiendan producir solo lo necesario.

Lo que debes saber sobre los puros 

Hoy en día, el consumo del tabaco clasifica a sus consumidores por clases sociales: los de estratos más bajos consumen cigarros y los de estratos altos consumen puros. Sin embargo, esto se rompe en ciertas zonas por el precio en el que se comercializa.

Sí aún te consideras un principiante en el tema de los puros puedes tomar en consideración que para elegir un puro éste debe cumplir con tus demandas de olfato, gusto e incluso economía.

Otro aspecto a tomar en cuenta es su forma; los hay rectos y figurados. Cada empresa fabrica, según su nombre comercial, por longitud, grosor y configuración.

El tiempo que dispongas para saborear un puro será el factor que decida el tamaño y grosor perfecto. Si dispones de poco tiempo, es recomendable fumar puros más delgados y cortos.

Cuando se elige un puro, se debe tomar en cuenta el color de sus hojas, mientras más oscura es más dulce el sabor.

Entre los puros más reconocidos, se encuentra el Cohiba Behike, considerado como el más caro. Fue lanzado como edición especial por los 40 años de la marca Cohiba, la más famosa del mundo; cada habano costaba 375 euros, 8 mil 500 pesos mexicanos. Un Cohiba clásico en el mercado se encuentra en los 560 pesos actualmente.

Pese a estos productos que se pueden comprar en miles de pesos, San Andrés Tuxtla por calidad se puede igualar, tal es el caso con el WWS México Blend, producto de Puros Te Amo, perfecto para cualquier tipo de fumador y hecho con Tabaco Criollo San Andrés 98 que aporta una dulzura única al intenso sabor del tabaco.

El “Andrea’s” de la misma empresa, un puro con estructura perfecta, hecho minuciosamente a mano por los maestros torcedores, añejado por tres años con un sabor terso y delicado que resalta su calidad.

El “A. Turrent Clásico” pensado para fumadores experimentados, se distingue por tener tabaco Habano cultivado en San Andrés en su capa y tripa. Su sabor resulta complejo e inigualable por su añejamiento de cuatro años.

El “Santa Clara 1830” de Puros Santa Clara, con dos siglos de tradición respaldándolo, es excelente para los conocedores con paladares experimentados. Fabricado con tabaco originario de los Tuxtlas, que le da un carácter de nueces y café.

Con tabaco de 1999, almacenado en habitaciones especiales para cuidar su lento envejecimiento, el “Santa Clara Gran Reserva” es de los favoritos por su sabor a almendras y chocolate.

En 1985, Puros Santa Clara de San Andrés Tuxtla ganó el récord Guinness por el puro comercializado más grande del mundo, presentado en una caja de cedro individual. Magnum, fue como se nombró a este puro de colección 100% hecho a mano el cual mide 48.3 centímetros, y que aún se comercializa aún en las tiendas de Santa Clara.

La planta

El género Nicotiana pertenece a la familia de las Solanáceas, en la que se encuentran algunas de las plantas más importantes del mundo, como son la papa, el jitomate y el chile. Comprende cerca de 80 géneros y 3 000 especies, de las cuales más de la mitad pertenecen al género Solanum. Esta familia se caracteriza por tener un gran número de alcaloides, entre los que destaca la nicotina del tabaco.

El género Nicotiana incluye tres subgéneros: Rústica, Tabacum y Petunoides. En ellos se distribuyen 45 especies que se encuentran en América, de las que 36 se localizan en Sudamérica, 15 en Australia y una recién descubierta en el sur de África.

La planta de Nicotiana tabacum es una yerba anual que llega a medir entre 1 y 3 metros de alto. Las hojas pueden ser de forma ovadas, lanceoladas o elípticas y medir hasta 50 centímetros de largo.

La inflorescencia es una panícula terminal con varias ramificaciones, generalmente compuestas; cáliz cilíndrico que mide de 12 a 20 milímetros de largo; la corola es de color blanca, roja o rosada de 4m a 5 centímetros de largo.

El fruto es una cápsula parda, ovoide, de 15 a 20 milímetros de largo, aguda u obtusa. Las semillas son esféricas o ampliamente elípticas, color pardo, de 0.5 milímetros de largo.

Se encuentra en altitudes que van del nivel del mar hasta 1 400 metros y en ocasiones más, ya sea bajo cultivo o ruderal. La floración se presenta todo el año.