/Veracruz, primer lugar nacional en tuberculosis

Veracruz, primer lugar nacional en tuberculosis

Concentra 12% de los casos reportados en la República Mexicana.

Olivia Hernández


El estado de Veracruz ocupa el primer lugar a nivel nacional en casos de tuberculosis respiratoria, seguido por Baja California y Nuevo León.

La entidad veracruzana concentra mil 545 casos de tuberculosis de los 12 mil 882 que se detectaron a nivel nacional, lo que representa en 12 por ciento de los casos en toda la República Mexicana.

Los datos consultados en el boletín epidemiológico de la semana 40 en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, dependiente de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, dictan que en la entidad 966 de los casos confirmados en Veracruz corresponden a varones y 579 a mujeres.

La tuberculosis es catalogada una de las enfermedades infecciosas más antiguas de la humanidad. Datos de la Organización mundial de la salud detallan que un tercio de la población en el mundo está infectada por el bacilo Mycobacterium Tuberculosis, también conocido como Bacilo de Koch.

La Secretaría de Salud nacional informó en su sitio oficial que la tuberculosis puede afectar cualquier órgano del cuerpo humano, sin embargo en 85 por ciento de los casos esta enfermedad se manifiesta en los pulmones.

Rosa Isela Chaparro Martínez, coordinadora del área de Microbacteriosis de la Jurisdicción Sanitaria VIII, informó que todas las personas están expuestas a la tuberculosis pues el bacilo se transmite por el aire.

“Los síntomas de este padecimiento son tos de predominio de más de dos semanas de evolución, que es una tos con flema, puede ser flemas amarillas, verdosas, pero el principal síntoma es la tos. Se acompaña de picos febriles de predominio nocturno, que van de 38 a 40 grados, también de sudoraciones profusas, el paciente empieza a sudar sin que haya hecho un ejercicio previo; malestar general, escalofríos, dolor de cabeza”, detalla.

Tuberculosis extrapulmonar

Sin embargo, el Bacilo de Koch también puede alojarse en otros órganos o tejidos del cuerpo humano. Se puede manifestar, según la Secretaría de Salud nacional, en ganglios linfáticos, riñones, cerebro (sistema nervioso central) y huesos.

“Aunque también es extrapulmonar, que no necesariamente va directo a los pulmones sino que puede ser ganglional, ósea, meníngea, pleural, puede ser peritoneal, hemos tenido casos de tuberculosis en mama. En diferentes partes del organismo se puede alojar pero entra principalmente como una tuberculosis pulmonar. Ataca principalmente a los pulmones.

“Ha sido también una testicular, pero la que es la que más conocida, la que tenemos casi siempre es la pulmonar”, informa Rosa Isela Chaparro Martínez, coordinadora del área de Microbacteriosis de la Jurisdicción Sanitaria VIII.

Las estadísticas de la semana 40 contenidas en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Epidemiología detallan que la entidad veracruzana ocupa el segundo lugar a nivel nacional con casos de tuberculosis en otras formas.

La cifra de pacientes con tuberculosis en otros órganos que no son los pulmones asciende a 229 hasta la semana 40 del 2017. Veracruz se sitúa por debajo de Baja California que tiene 300 casos en este tipo de padecimiento y antes de Jalisco, con 227 casos.

La tuberculosis extrapulmonar se puede detectar aunque no exista tos de más de dos semanas. La doctora Chaparro Martínez destaca que la pérdida de peso significativa y la fatiga pueden ser un elemento base para buscar un diagnóstico de esta enfermedad.

“Una inusitada pérdida de peso, no necesariamente puede haber tos, por eso a veces nos confundimos algunos médicos y comenzamos a buscar por otros lados pero puede ser tos de más de dos semanas de evolución, más fiebre, más pérdida de peso y estando aquí en Veracruz que tenemos una incidencia elevada, bueno, pues ahí podemos pensar en tomarle unas baciloscopías, una placa de rayos x y ahí se puede identificar la tuberculosis pulmonar.

“Cuando no es así y buscamos por otro lado puede ser un una tuberculosis ganglionar, los ganglios inflamados, o puede ser que el paciente nos esté perdiendo peso o tenga cansancio, presenta falta de aire”, explica la coordinadora del área de Microbacteriosis de la Jurisdicción Sanitaria VIII.

La tuberculosis es curable

La tuberculosis, afirma la coordinadora del área de Microbacteriosis de la Jurisdicción Sanitaria VIII, es una enfermedad cien por ciento curable, sin que existan rastros de la bacteria en el muestreo que se recaba mediante la basiloscopía.

El tratamiento tiene una duración de seis meses con un consumo de cuatro tabletas diarias –de lunes a sábado- que deben tomarse de manera gratuita en un Centro de Salud.

Datos localizados en la Secretaría de Salud federal indican que una persona que se ha contagiado por Mycobacterium Tuberculosis y que no tiene tratamiento puede infectar de 15 a 20 personas por año.

“Expuestos estamos todos porque la tuberculosis es un padecimiento que se transmite por vía aérea. Cuando el paciente que está contagiado y es positivo y el paciente no tiene el cuidado que se le asesora y se le dice en el Centro de Salud que debe traer su cubrebocas… porque el paciente que está positivo a la hora de toser, de hablar, se expulsan los bacilos a través de la saliva y esos se quedan ahí en el medio ambiente. Si a esas bacterias no les da directamente la luz del sol que es la que las puede matar y se quedan en una oficina cerrada donde nunca entra la luz del sol, donde está el clima, se pueden mantener hasta 8 horas vivas esas bacterias; entra cualquier otra persona, la respiran, entra a sus pulmones y puede ahí quedarse un tiempo hasta que empieza la enfermedad a presentarse”, explicó Chaparro Martínez.

La población vulnerable a la tuberculosis son las mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, personas con diabetes descontrolada y enfermos de VIH. La tuberculosis es una enfermedad grave que de no ser tratada puede –incluso- provocar la muerte.

¿Cómo se transmite la TB?

La transmisión de la tuberculosis pulmonar (TBP) es por vía aérea cuando un enfermo expulsa micro gotas de saliva con bacilos de la tuberculosis (aerosoles) al toser, hablar, cantar o estornudar cerca de otras personas sanas. Una medida para reducir el riesgo de contagio es que las personas se cubran la boca y la nariz al toser o estornudar.

¿Cuáles son los síntomas de la TB?

Para el caso de la tuberculosis pulmonar la principal manifestación es la tos con flemas (expectoración) de más de 15 días. Se puede acompañar de fiebre por las tardes, pérdida de peso sin causa aparente, sudoraciones nocturnas, falta de apetito y sensación de cansancio principalmente, sin embargo cuando llega a agravarse también se puede notar dolor de pecho, dificultad para respirar, sangrado al toser y dolor de cabeza.

¿Cómo se hace diagnóstico de la TB?

Principalmente por la sospecha de la enfermedad ante los signos y síntomas antes mencionados, y se confirma por el laboratorio  mediante la baciloscopía que es el método de más fácil acceso el cual consiste en obtener una muestra de la flema del afectado (gargajo, pollo, esputo) al momento en que acude a consulta médica.

Se puede complementar utilizando radiografías de tórax para determinar la extensión del daño por la enfermedad. Sin embargo, el mejor estudio de laboratorio que confirma un caso nuevo es el Cultivo de Micobacterias.

El diagnóstico de la tuberculosis no tiene costo para el usuario que acude a los servicios de salud en la Secretaria de Salud, IMSS o ISSSTE.